Visitar Ojós es sumergirse de golpe en el pasado milenario brillante y tortuoso de nuestros ancestros musulmanes con sus calles, casas, gentes, costumbres, olores, colores, sabores, …,  y admirar sus extraordinarias obras hidráulicas y patrimonio; viendo a lo lejos la profecía del futuro.

En su visita a Ojós se hace obligatorio su paso por este Milenario lavadero de la Acequia Ojós-Villanueva, preciosa obra de arte fruto de nuestro gran patrimonio hidráulico árabe.

El Molino Harinero de Ojós tiene su origen en la Edad Media (Siglo X), y funciono hasta principios del siglo XX, lo que nos permite atribuirle un periodo de actividad de alrededor de mil años, aunque obviamente jalonado por continuos altibajos y transformaciones.

Al sur del pueblo y en la Acequia de Ojós-Villanueva, podemos encontrar un segundo lavadero, denominado "Lavadero de los Albollones", donde mucha gente de Ojós solía acudir a lavar y coger agua para usos domésticos y que actualmente también lo suelen hacer.

Precioso Árbol del Amor que con sus flores de color morado purpureo y sus hojas acorazonadas, es una delicia para el visitante. Está situado junto al Lavadero de Ojós en un solar particular. 

Ya los libros eclesiásticos de Ojós año 1761, nos describen un Molino Harinero de una piedra situado en la huerta de abajo que muele con agua de la acequia unas setenta fanegas de trigo al año. Por tanto en un primer momento nos encontramos con un Molino Harinero que con el tiempo pasaría a convertirse en Molino de Esparto y más.

El salto de La Novia de Ojós está formado por dos masas rocosas a izquierda y derecha del río, frente a la sierra del Solvente,  que forman un estrecho desfiladero por donde solo cabe el paso del Río Segura.

Durante el siglo X se construye en el estrecho de El Solvente una pequeña presa y la acequia que va de Ojós a Ulea por la margen izquierda del río Segura. Años después y metros más abajo de la citada presa se construye una segunda Acequia que transcurrirá por la margen derecha del río hasta el estrecho del Salto de la Novia. 

La fecha de su primera construcción es incierta, pero posiblemente sea anterior al siglo XVIII. Originalmente fue construido con maromas de esparto y madera y dado el movimiento de vaivén que tenia cuando se cruzaba recibió el nombre de "cuna" con lo que se conoce también este paraje. Con la colecta que concluye en 1870 se inicia la construcción de un nuevo Puente Colgante que finaliza en mayo de 1870. 

En el siglo X se construye en el estrecho de El Sorbente (Ojós) una presa sobre el río de Tudmir (Río Segura) y en su margen izquierda la Acequia que llegara en su tramo final hasta Ulea, lo que daría lugar a la creación de la alquería de Uliya (Alta) conocida actualmente como Ulea.